Melchor de Palau


La esperanza es un árbol, el más frondoso, y de sus bellas ramas dependen todos.

 

Sistema tradicional




Siembra

Se utiliza un sustrato compuesto por la mezcla de perlita, vermiculita y peat moss ya que es necesario que el sustrato tenga una buena aireación, retenga la humedad, mantenga la temperatura y presente buen drenaje. Para la producción por sistema tradicional, el sustrato es colocado en charolas donde las semillas son distribuidas espacialmente en todo el contenedor y son recubiertas con vermiculita. Se dan los cuidados necesarios para que germine la semilla.

Germinación

Dos o tres semanas después de la siembra, las semillas germinan generando una plántula. Desde este momento comienza el control de plagas y enfermedades que pongan en peligro el crecimiento y vida de las plántulas.

Llenado de envases

Mientras ocurre la germinación de semillas, las bolsas de polietileno son llenadas con tierra y composta, lugar donde serán trasplantadas las plántulas.

Plantabandas

Una vez llenos los recipientes, se forman plantabandas para tener control del crecimiento de las plantas.

Transplante

Dos o tres semanas posteriores a la germinación, las plántulas son trasplantadas a las bolsas previamente llenadas. Ahí continúan su crecimiento y se llevan a cabo acciones de cuidado y mantenimiento para su óptimo crecimiento, como es el caso del riego y el control de plagas y enfermedades.

Donación

Cuando las plantas cumplen 12 meses de edad, están listas para ser donadas y ser trasplantadas en distintos terrenos para reforestación urbana y rural. Siempre es recomendable realizar el trasplante en época de lluvias para incrementar las probabilidades de supervivencia.