Rabindranath Tagore


Convertid un árbol en leña y podrá arder para vosotros; pero ya no producirá flores ni frutos.

 

Sistema por contenedor



Mezcla de sustrato

La producción por contenedor inicia con la mezcla de diversos sustratos como: perlita, vermiculita, peat moss y fertilizantes de lenta liberación. Los dos primeros sustratos son gránulos de origen mineral, inertes, los cuales permiten un buen paso del aire. El peat moss, esta hecho a base de turba de Sphagnum que es un musgo que se caracteriza por retener grandes cantidades de agua dentro de sus células. Finalmente los fertilizantes de lenta liberación están compuestos de pequeños gránulos de nutrientes solubles al agua que han sido cubiertos con una película de resina orgánica, están diseñados para ayudar a producir plantas más verdes y grandes, en un período mas corto de tiempo. La mezcla final de estos 4 componentes, generan un excelente sustrato que permite la aireación, retiene la humedad, mantiene la temperatura y presenta buen drenaje.

Llenado de tubetes

Posteriormente, con el sustrato mezclado, se inicia el llenado de tubetes de plástico con una capacidad de 130 y 170 ml, los cuales se acomodan en cajas especiales con cupo para 49 tubetes. Se debe tener precaución de llenar bien todos los recipientes sin compactar demasiado el sustrato.

Preparación para siembra

El siguiente paso es la formación de cavidades en el sustrato contenido en los tubetes. Esto se realiza con ayuda de una tabla con trompos de dos centímetros de altura, con la finalidad de que la semilla tenga una germinación uniforme.

Siembra

La semilla se coloca en cada tubete y se recubre el espacio con vermiculita. Se deben de organizar y registrar por especie todas las semillas sembradas. Posteriormente, las cajas son colocadas en camas formadas listas para ser regadas y estimular la germinación.

Plántulas

Una vez que las semillas germinaron, lo cuál ocurre de 2 a 3 semanas después de ser sembradas, se genera una plántula, la cual crecerá gradualmente a través del tiempo. Las imágenes muestran plántulas de Pino Prieto (Pinus greggii), el cuál tiene un rápido crecimiento y es utilizado para programas de restauración de suelos. Cada especie tiene sus propias características de crecimiento y el programa de riego, fertilización y sanidad es variable en cada una de ellas.

Entrega

Cuando las plantas cumplen 6, 8 o 9 meses de edad, dependiendo la especie, están listas para ser donadas y ser trasplantadas en distintos terrenos para reforestación en zonas urbanas y rurales. Siempre es recomendable realizar el trasplante en época de lluvias para incrementar las probabilidades de supervivencia.